Retícula

La retícula la hemos visto un millón de veces en nuestras pantallas, pero no sabíamos que se llamaba así. Es la pequeña guía, ya sea un punto, un círculo, un rombo o similar, que nos indica hacia dónde está apuntando nuestro arma en un shoot’em up o juego de acción que implica el uso de armas. De este modo tan visual, sabemos en todo momento hacia dónde vamos a disparar y si tenemos oportunidades de darle o no a nuestro oponente.

Retícula Fortnite

A pesar de que Fortnite no permite cambiar de retícula, como sí hacen otros títulos, para que estemos más cómodos con ella, a principios de 2020 se descubrió una forma de hacerlo. Los gamers, hartos del clásico puntito que, la verdad, no es que ayude demasiado a apuntar, encontraron un glitch que poder explotar para despedirse de una vez por todas de él. Al menos, eso sí, en el modo creativo. La cosa es que, entrando en dicho modo y siguiendo los pasos necesarios para ello, podremos presumir de mirilla nueva y, cómo no, de una puntería que nos permitirá acabar con todavía más enemigos por el mismo precio, ¡una pasada de truco!

Retícula Valorant

Normalmente, cada gamer tiene su propia retícula personalizada en Valorant. ¿Pero qué hay que tener en cuenta para que nuestro punto de mira nos ayude a ser auténticamente letales? Para empezar, su forma. Como ya hemos dicho, la retícula Fortnite en forma de punto no ayuda mucho. De ahí que, a la hora de configurar nuestra retícula Valorant, lo mejor sea buscar otras formas. A nosotros nos encanta la retícula en forma de cruz, ¡creemos que aporta muchísima más puntería! Además, otro de los elementos a tener muy en cuenta es el color. Si la elegimos negra, o blanca, será muy sencillo que la confundamos con elementos del fondo y no sepamos a dónde estamos apuntando en realidad. Las rojas son prácticamente infalibles, aunque en verde también son de lo más efectivas, ¡el que la lleva la entiende!