Saga

Se habla de saga cuando hablamos de una mítica dinastía familiar, o de una serie de películas que giran en torno a una misma temática y, por lo general, a un mismo protagonista. Pues bien, en el mundo de los videojuegos ocurre exactamente lo mismo. Además, también comparten con el resto de sagas que suelen tener el mismo nombre, pero distinto ‘apellido’. Por ejemplo, están los Final Fantasy, que van cambiando de número; los Uncharted, que cambian de número y lema; o juegos deportivos como FIFA, NBA Live o PES, que suelen cambiar el año de inicio de cada temporada.

Ojo, que un juego pertenezca a una saga exitosa no garantiza que vaya a gustarnos sí o sí. En ocasiones, los creadores deciden introducir cambios que pueden afearnos la saga entera. ¡y menuda lástima!