Shooter

Hablar de un shooter es hablar de un videojuego cuyo principal objetivo es acabar con los enemigos mediante el uso de armas de fuego. Pueden ser en primera persona (FPS) o en tercera (TPS), la diferencia radica en lo que vemos en pantalla. En el primer tipo vemos exactamente lo que veríamos si estuviésemos en la cabeza del personaje, mientra que en el segundo la cámara se sitúa detrás de su cuerpo. En esta clase de títulos también suelen poder utilizarse algún tipo de arma blanca.

Yoigo Escritorio

¿Significa lo mismo shooter que shoot’em up?

Aunque hay quien utiliza las dos palabras como sinónimos (nosotros mismos en más de una ocasión), lo cierto es que los conceptos shooter y shoot’em up son algo distintos.

  • El shooter es un género en el que, por norma general, nuestro objetivo es disparar armas y matar a los enemigos. Cierto, cada vez es más habitual que incluyan algún tipo de arma cuerpo a cuerpo, pero el grueso de la experiencia está en el uso de armas de fuego. En España solemos llamarlos ‘juegos de disparos’.
  • El shoot’em up es un subgénero dentro de los shooters. Proviene de las expresión anglosajona shoot them up, que vendría a significar algo así como ‘dispárales a todos’, y en ellos el gamer únicamente controla a un personaje, ya sea humano, alienígena o incluso un vehículo. Así es, los mata-mata con aviones, coches o naves espaciales también se engloban dentro del subgénero del shoot’em up, ¡todos los días se aprende algo!

Juegos de shooter

Son muchos los shooters que se lanzan a lo largo del año, pero este es uno de esos géneros en los que gusta mirar atrás y recordar grandes momentos. Por eso, aquí os dejamos algunos de los shooters más míticos que se han hecho nunca:


  • Doom
  • Half-Life
  • Counter-Strike
  • Halo: Combat Evolved
  • Call of Duty 4: Modern Warfare
  • GoldenEye
  • Quake II
  • Quake III
  • Rainbow 6
  • Medal of Honor
  • Jedi Knight II: Jedi Outcast
  • BioShock
  • System Shock 2
  • Return to Castle Wolfenstein
  • Turok 2: Seeds of evil

No están todos los que son, pero sí que son todos los que están, así que si tenéis la oportunidad, volved a jugarlos. Más allá de que a día de hoy tengan mejores o peores gráficos, son auténticas obras de arte.