Es hablar de juegos de cartas coleccionables y empezar a pensar inevitablemente en las inolvidables partidas de Magic: The Gathering. Hubo un tiempo en el que los videojuegos y los cromos de fútbol se hicieron a un lado para dejar paso a los brujos más temibles del reino, que durante unos años fuimos nosotros mismos. Por desgracia, solo queda algún nostálgico, lo cierto es que todo aquello se perdió… aunque no del todo. En 2014 llegaba al mercado Hearthstone, un juego de cartas virtuales coleccionables ligado al mundo Warcraft y volvía a sacudir los cimientos del entretenimiento.

Yoigo Escritorio

Cierto, se perdían la emoción de abrir los sobres, el guardar las cartas en álbumes y fundas de plástico y el llevar a amigos a casa a enseñarles nuestra colección como si se tratase del mayor tesoro del mundo. Eso sí, a cambio podíamos jugar con millones de gamers de todo el mundo. Y cuando decimos millones no es una exageración, qué va. La percha de Warcraft, y el hecho de que se pudiese acceder al juego de forma gratuita, hizo que en poco más de dos años hubiese más de 30 millones de usuarios registrados en Hearthstone, ¡usuarios que aún siguen jugando a día de hoy!

Cierto, si no empezamos en su día vamos algo tarde, pero como dicen que nunca es tarde si la dicha es buena… ¿Qué os parece si os contamos todo lo que hay que saber sobre el los mazos Hearthstone y su universo y así decidís si merece la pena o no comenzar? Ya os adelantamos que no nos habríamos currado este pedazo de post si no pensásemos que os vais a enganchar desde la primera partida, así que dadle una oportunidad, ¡que merece muchísimo la pena!


Qué es Hearthstone

Tal y como os hemos contado un poco más arriba, Hearthstone es un juego de cartas coleccionables online. Su objetivo es bien sencillo: conseguir formar el mazo de cartas Hearthstone más competitivo posible para derrotar a todos nuestros rivales. Eso sí, tal y como os estaréis suponiendo, hacer nuestro propósito realidad no será precisamente la tarea más sencilla del mundo. Comenzar a jugar es totalmente gratuito, aunque si queremos avanzar más rápido podremos recurrir a las ya clásicas compras in-app. Puede jugarse desde el ordenador, pero también desde nuestros dispositivos android o iOs, lo que hace que podamos llevarlo siempre encima. ¡Cuanto más juguemos, mejores seremos!

  • Entra aquí y juega a Hearthstone desde tu PC.
  • Descarga Hearthstone para tu dispositivo android en Google Play haciendo clic aquí y comienza a jugar desde donde tú quieras.
  • ¿Tienes un dispositivo iOs? ¡Utiliza nuestro enlace a la App Store y comienza a crear mazos Hearthstone en tan solo unos minutos!

¿Qué ofrece este juego que no ofrezca ninguno de sus competidores? Pues, además de su enorme comunidad de jugadores, lo que nos da prácticamente  infinitas posibilidades a la hora de divertirnos, su descomunal tamaño. Tal y como los creadores del juego anuncian en la web oficial del mismo, Hearthstone nunca deja de crecer. Sus ampliaciones siempre llegan con más cartas y modos de juego, así que cuando piensas que ya lo tienes todo bajo control… ¡toca volver a reinventarse para mantenerse en el top de los mazos Hearthstone! 

Custom Yoigo

¿Significa esto que llegará un momento en el que nos veremos superados por el juego? Para nada, diríamos más bien que significa que nunca llegaremos a perder el interés por él, lo cual es muy de agradecer en un entretenimiento de este tipo, ¿verdad que sí? ¡Pues eso!

Cómo jugar a Hearthstone

Lo cierto es que, de nuevo, la web de Hearthstone vuelve a tener la clave en este sentido: aunque el juego cuenta con un extenso tutorial, la mejor forma de aprender a utilizarlo es descargándolo y empezando a disfrutarlo. De todos modos, como sabemos que si habéis llegado hasta aquí lo más probable es que queráis llegar sabiendo un poco de qué va la cosa, vamos a contaros brevemente cuáles son los principales elementos de la partida y cómo debéis hacer uso de ellos. No nos deis las gracias, ¡nos basta con que os dejéis ganar sin nos encontramos en una partida!

Nuestra mano, ¿con qué cartas vamos a jugar?

Las barajas Hearthstone son el elemento sobre el que gira todo, de ahí la importancia de ir consiguiendo cartas cada vez más poderosas. Existen desde mazos de Hearthstone para principiantes hasta auténticas locuras para los jugadores más avanzados. Dependiendo de lo que tengamos en él, y de lo que vayamos bajándonos a la mano, tendremos más o menos posibilidades de éxito.

  • En cada turno, robamos una carta de nuestro mazo y la añadimos a nuestra mano, en la base de la pantalla.
  • Las cartas con el borde verde pueden ser jugadas de inmediato, mientras que las que permanezcan apagadas no. Esto último puede ocurrir porque no tengamos maná suficiente o bien porque sea necesario cumplir una serie de requisitos antes de poder ponerlas en juego.

Nuestro héroe, una pieza clave

En los inicios del juego, este se llamó Hearthstone: Heroes of Warcraft, así que podéis haceros una idea del peso que tienen estas figuras desde el primer momento. Nuestro héroe está justo encima de nuestra mano, en la parte central de la pantalla. Vemos su imagen y, bajo la misma, dos números, uno a la izquierda y otro a la derecha. El de la derecha es el que indica su salud, que irá disminuyendo conforme vayamos recibiendo ataques, ya sean físico o de naturaleza mágica.

La forma de reponerla es mediante hechizos sanadores, y es vital utilizarlos porque, si dejamos que llegue a cero… ¡caput!

El poder del héroe, un don especial para cada turno

Cada héroe de los mazos Hearthstone tiene una característica especial, un poder, que puede utilizar una vez por turno. La encontramos justo a la derecha de la imagen de nuestro héroe, es una imagen con forma redonda, y permite hacer una cosa u otra en función del tipo de héroe que hayamos elegido para la partida.

  • Los guerreros, por ejemplo, pueden añadir armadura a su salud.
  • Los chamanes pueden invocar tótems.
  • Si elegimos un pícaro, podremos sacarnos dagas de la manga.

Este poder nos vendrá muy bien para ir arañando puntos a lo largo de la partida, así que utilizadlo bien, ¡que al final todo cuenta para alcanzar la victoria!

Los cristales de maná, nuestra particular ‘gasolina’

En la esquina inferior derecha de la pantalla encontramos los cristales de maná, la energía que necesitamos para poder jugar nuestras cartas. Eso sí, siempre y cuando no necesiten de alguna particularidad concreta más para bajar a la mesa. Todas las cartas tienen un coste (aunque el de algunas sea cero), y podremos jugarlas siempre y cuando nos quede maná en ese turno. Este rasgo ya nos era conocido en Magic: The Gazering. Los cristales de maná se reponen con cada turno, y podemos tener un máximo de diez.

Además, en cada turno nos dan un nuevo cristal, lo que permite que vayamos ampliando nuestros movimientos. ¿Qué es mejor en los mazos Hearthstone? ¿Cartas que necesitan poco maná para ser utilizadas o cartas que necesitan mucho? Lo veremos un poco más adelante, pero lo mejor, como siempre, es aprender a cómo crear un mazo de Hearthstone perfectamente equilibrado.

Nuestra arma, otro punto a nuestro favor

Justo a la izquierda de nuestro héroe, al lado opuesto que su poder, encontraremos el arma que invoquemos. El número bajo su imagen, a la derecha de la misma, indica cuántos ataques podremos hacer con ella antes de que desaparezca. Por lo general, las armas potentes tienen pocos usos, así que más vale aprovecharlos con cabeza, ¡no hay nada peor que andar desperdiciándolos!

Los esbirros, secuaces que luchan para nosotros

Las cartas de esbirro aparecen sobre la mesa cuando decidimos jugarlas, y se sitúan justo encima de nuestro héroe, su poder y su arma. Al igual que nuestro héroe, abajo a la derecha tienen un número que indica su resistencia, o lo que es lo mismo, la cantidad de vida que tienen antes de desaparecer.

  • Algunos esbirros cuentan con propiedades mágicas únicas que los hacen ideales para llegado cierto punto de la partida, ¡aprende cuándo usarlos para marcar la diferencia!

Son, en definitiva, los soldados del particular ejército que hemos formado con nuestra baraja Hearthstone, ¡procurad cuidarles como se merecen!

Nuestro oponente, ¡hay que acabar con él!

Lo encontramos en la parte superior de la pantalla, en línea recta desde la imagen de nuestro héroe. Es nuestro rival y, ya sea humano o esté controlado por la IA del juego, su misión es ponérnoslo lo más complicado que le sea posible. Tiene las mismas armas que nosotros: poder, armas, esbirros… pero puede que sus cartas y características sean distintas, ¡y que sepa jugarlas mejor que nosotros las nuestras!

¿Nuestro objetivo? Hacer que su vida, el numerito que aparece en la esquina inferior derecha de la imagen, llegue a cero antes que la nuestra. Para ello, no nos quedará otra que exprimir al máximo todo el jugo que podamos sacarle a nuestros mazos Hearthstone.

El mazo Hearthstone, nuestro mayor tesoro

Lo encontramos a la derecha de la mesa, y está ahí para que podamos robar una carta al inicio de cara turno. Contiene 30 cartas, y saber elaborarlo es más importante aún que la propia partida en sí misma, ¡porque de ello dependerá gran parte de nuestro éxito!

El historial de turnos, un buen recordatorio

El historial de turnos aparece a la izquierda de nuestro monitor, y sirve para que, de un simple vistazo, seamos capaces de ver cuáles han sido los últimos movimientos de la partida y comprender qué es lo que nos ha llevado hasta lo que estamos viviendo en ese momento. De lo más útil para planificar nuestros próximos pasos y acabar haciendo que nuestro rival muerda el polvo, ¡aprended a interpretarlo cuanto antes!

Tipos de mazos Hearthstone

Cuando hablamos de los mazos de Hearthstone, podemos hacer varias clasificaciones: en función del modo de juego, en función del héroe que queramos elegir o en función de la estrategia que queramos seguir.

Para empezar, hablemos del modo de juego. Existen dos tipos: los mazos Hearthstone wild, o salvajes, y los mazos Hearthstone estándar, y la diferencia entre ambos es bastante sencilla de comprender:

  • Los mazos estándar están formados por las cartas más nuevas del universo Hearthstone. Es decir, si optamos por formar uno de estos mazos, solo podremos utilizar cartas de las últimas barajas de Hearthstone. Esto hace que, para poder jugar aquí, necesitemos lo último de lo último, lo que nos obliga a reciclarnos y aprender las nuevas reglas que vayan surgiendo.
  • Los mazos salvajes están por cualquier tipo de carta que ya no se incluya en los mazos estándar. Esto implica una mayor libertad a la hora de elegir, pero también una mayor dificultad a la hora de equilibrar nuestros mazos wild Hearthstone.

Una vez decidido el modo de juego en el que queremos competir, toca optar por uno de los 10 tipos de héroe que nos propone el juego:

  • Cazador de demonios
  • Druida
  • Cazador
  • Mago
  • Paladín
  • Sacerdote
  • Pícaro
  • Chamán
  • Brujo
  • Guerrero

Tal y como os hemos contado un poco más arriba, cada héroe tiene sus propias características y poderes especiales, por lo que tendréis que pensároslo muy bien antes de elegir a uno u otro.

Por último, podemos elegir entre tres tipos de mazos en función de la estrategia que vayamos a utilizar a lo largo de la partida, pero consideramos que este tema merece su propio apartado, así que allá va.

Tipos de mazos Hearthstone en función de la estrategia

Además del modo de juego y del tipo de héroe que prefiramos, nuestra forma de jugar, el cómo tengamos pensado utilizar nuestros mazos Hearthstone, hacen que afinar entre los tres subtipos que tenemos a nuestra disposición sea importantísimo:

  • Aggro: Son mazos puramente de ataque, por lo que la estrategia en esta ocasión está clara. Debemos elegirlos si nos gusta el rock’n’roll desde el principio. Básicamente, están formados por cartas con poco coste de maná, para poder desplegar un buen número de esbirros desde el inicio. Además, cuenta con hechizos sanadores bastante efectivos.
  • Mind-Range: Un tipo de mazo que encuentra su fortaleza en el medio plazo. Nos costará un par de turnos poder arrancar, pero en el tercero ya habremos desplegado varias cartas con poderes especiales. Es ideal si somos capaces de combinar las habilidades de varios elementos, ¡arañaremos una buena cantidad de vida del héroe rival en un mismo turno!
  • Control: Los jugadores de Magic: The Gazering recordarán que empezar jugando con un mazo azul resultaba de lo más complicado, pero cuando se le cogía el truco… ay, amigos, no había quien pudiese con nosotros. Algo parecido ocurre con los mazos de control de Hearthstone. La estrategia será intentar sobrevivir hasta los últimos turnos, y si lo conseguimos, aplastar a nuestro oponente con todo lo que habremos desplegado sobre la mesa. Será como quedarse hasta el final del espectáculo para poder disfrutar de los fuegos artificiales.

¿Y cómo sabemos qué tipo de héroes son más apropiados para qué tipo de estrategia? Muy fácil, ¡porque os lo contamos nosotros!

  • Los mazos Aggro son perfectos para paladines, guerreros, pícaros, brujos y cazadores.
  • La Mind-Range, para magos, chamanes, pícaros, paladines y druidas.
  • Los de Control, para sacerdotes, druidas, paladines, brujos y magos.

Top mazos de Hearthstone

Lo cierto es que recomendar un mazo u otro para cada tipo es pan para hoy y hambre para mañana, porque en cuanto haya mazos Hearthstone de una nueva expansión vuelve a cambiar todo. Por eso, lo mejor es que tengáis fichadas algunas comunidades de jugadores en plena efervescencia. De este modo estaréis a la última de todos los movimientos del juego y de qué cartas son las más adecuadas para cada tipo de mazo. ¿Os gusta mucho el pícaro como héroe? Entonces buscad qué esbirros son los que mejor la vean a vuestra estrategia de juego, ¡igual incluso deberíais plantearos cambiarla!

  • En HSReplay.net encontraréis los mazos actualizados de sus jugadores más destacados. Esta web es ideal para coger ideas (o copiarlas, para qué nos vamos a engañar).

Este tipo de páginas son perfectas cuando estamos empezando, o incluso cuando ya somos algo experimentados y no encontramos la pieza que termine de pulir nuestros mazos Hearthstone para convertirlos en invencibles. Eso sí, conforme vayáis avanzando descubriréis con satisfacción que cada vez necesitáis menos ayuda, ¡iréis descubriendo qué es lo que más se adapta a vosotros sin la ayuda de nadie! Al final, el mazo más top ese ese con el que nos encontramos como peces en el agua, ¡que no se os olvide!

Mazos de Hearthstone para principiantes

Los mejores mazos Hearthstone para principiantes son, sin duda alguna, los que menos complican la vida: los Aggro con cartas de bajo coste. Puede parecer muy obvio, pero cuando alguien llega nuevo a un juego, lo que más le apetece es liarse a mamporros con todo lo que se mueva, y para eso no hay nada como formar una baraja como esta.

Como hemos contado un poco más arriba, son mazos que permiten desplegar un buen número de esbirros en los primeros compases del juego y curarse de forma sencilla tras los ataques de un oponente. Y diréis, “¿y no es mejor aprender a utilizar los mazos Mind-Range y los de Control?” Desde luego, pero en este caso la experiencia es un grado… y no hay mejor forma de comprender cómo funcionan que sufriendo sus efectos en nuestras propias carnes. Las estadísticas dicen que los mejores héroes para empezar son el mago y el paladín, pero dicen que las estadísticas están para romperlas, ¡así que queda en vuestras manos!

Mazos de Hearthstone competitivos

Cuando hablamos de mazos de Hearthstone competitivos, nos referimos a mazos con los que poder jugar sin mucho problema por un coste de maná relativamente asequible. Por ejemplo: si elegimos únicamente esbirros con un alto coste de maná, puede que la gran mayoría de ellos ni siquiera lleguen a bajar a la mesa… porque habremos muerto antes. Un mazo es verdaderamente competitivo cuando todas sus cartas aportan algo en la batalla, ¡así que dedicad todo el tiempo que podáis a crear los vuestros!

Un consejo muy útil, sobre todo en el modo arena, es  que siempre debéis intentar mantener el control de la mesa. ¿Qué quiere decir esto? Pues que a la hora de elegir entre un esbirro tirando a regulero y un hechizo que tampoco nos termina de convencer, mejor el esbirro, ya que el hechizo solo nos permitirá defendernos, mientras que con el esbirro podremos mantener al enemigo a raya.

Cómo crear mazos de Hearthstone

A la hora de aprender cómo crear un mazo en Hearthstone, debemos tener en cuenta varios tipos de características. No nos queda otra que ir probando con el ensayo/error, pero con estos consejos os ahorraréis bastantes horas de fracasos, ¡tomad buena nota!

  • Cartas únicas, un acierto: Las también llamadas ‘cartas de clase’ son cartas especiales que se corresponden con nuestro tipo de héroe. Es decir, un mago tendrá ciertos esbirros y hechizos que el resto no, así que si lo elegimos… ¡habrá que aprovecharse de ello! También deberemos elegir las cartas comunes que nos hagan mejor apaño. pero ya se sabe: en el equilibrio está la virtud.
  • La velocidad de juego, importantísima: Elijamos un tipo de mazo u otro, debemos procurar poder jugar cartas desde el principio. Esto es, no podemos incluir en nuestra bajara Hearthstone únicamente cartas con un coste de maná elevado. Lo mejor es que compensemos nuestras cartas e incluyamos varias de diverso coste.
  • Benditos gameplays: Sin duda alguna, si algo debemos agradecerle al éxito de los e-sports es la facilidad con la que podemos mejorar observando las partidas de otros jugadores. Son muchos los gamers que deciden publicar sus partidas para que podamos verlas y analizarlas cuantas veces queramos, ¡y es bueno que lo hagamos!

Como veis, el mundo Hearthstone es un caramelito en el que no hay que ser el más ágil en el campo de batalla, sino en la mesa de juego. Si os veis capaces de hacer morder el polvo a vuestros rivales, abríos una cuenta y empezad a jugar. Y si no… haced lo mismo, que ya veréis como tras la primera partida sois totalmente incapaces de dejarlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here