Por muy bueno que sea un juego y muy original que resulte su planteamiento, si únicamente cuenta con una forma de jugar… malo. Así es, pueden ponernos la mayor obra maestra de la historia ante nuestros ojos, que lo más probable es que, sin variantes que expriman al máximo sus posibilidades, nos terminemos aburriendo como ostras. Por eso las distintas desarrolladoras se esmeran por ofrecernos distintos modos de juego, y por eso hoy venimos a hablaros de todos los modos de juego de Minecraft.

Sí, a todos nos suena que se trata de un mundo abierto en el que se pueden crear millones de cosas a base de cubos. Eso sí, dicho así no resulta tan apetecible. ¿Quieres saber por qué hay millones de gamers enganchados al ‘Maincra’ en todo el mundo? Te lo contamos, ¡estamos convencidos de que encontrarás al menos tres formas de jugar distintas que te encantarán!

Modo Supervivencia

Seguro que os suena de vuestro shooter de cabecera: hay que aguantar con vida el máximo tiempo posible o, en su defecto, ser el último en caer. En este caso, sin embargo, se podría decir que es el modo principal de Minecraft, ‘el modo aventura’ de la mayoría de los otros juegos. La principal diferencia es que lo normal en un modo así es que nos dirijan la partida de algún modo, o al menos que haya un hilo principal que poder seguir cuando nos plazca, mientras que en este título tenemos total libertad para movernos y obrar a nuestra apetencia.


Tendremos que explorar el mundo, crear cosas, combatir contra enemigos, equiparnos armas o incluso aprender hechizos con los que defendernos. Además, podemos jugar en PC, smartphone o consola, ¡por lo que el enganche puede llegar a ser máximo!

Por cierto, a este modo supervivencia se puede jugar en soledad u online con amigos o completos desconocidos. Incluso en eso tenemos completa libertad en Minecraft. Sin duda alguna, el modo de juego al que más horas le meteréis si decidís probar esta maravilla.

Custom Yoigo

Modo Aventura

Lo más probable es que, tras leer las bondades del modo supervivencia de Minecraft, pensáseis que no dispondría de un modo aventura, ¿verdad? Pues… ¡error! Cierto es que este videojuego no contaba con esta modalidad desde sus inicios, sino que fue incorporada más tarde. ¿Y qué aporta con respecto a la modalidad de supervivencia? Pues siendo francos… poca cosa. Más que diferencias tremendamente palpables, lo que tiene es un detalle que hace subir la dificultad de la experiencia notablemente, ¿queréis saber cuál es?

Resulta que el modo aventura es prácticamente un calco del de supervivencia, solo que en el primero no se pueden romper bloques con las manos. ¿Una chorrada? ¡De eso nada! Para romper cada tipo de bloque necesitaremos una herramienta concreta que antes, claro está, deberemos poder construir. Como ya supondréis, esto hace que la dificultad aumente y que haya que currárselo muchísimo más para avanzar.

Sin duda alguna, se trata de uno de esos modos de juego de Minecraft a los que meterle mano cuando necesitamos un punto más de exigencia tras haber juego mucho en supervivencia.

Modo Creativo

El modo creativo de Minecraft es el preferido por aquellos que quieren disfrutar de la experiencia Minecraft sin tener que preocuparse por nada más. Ni enemigos, ni tiempo, ni escasez de recursos ni nada de nada. Podemos construir lo que queramos cuando queramos y donde queramos, ¡así de fácil! De hecho, seguro que habéis visto multitud de vídeos en Youtube con artilugios realmente alucinantes, ¿verdad? Pues, por lo general, siempre se construyen en este modo un poco más light, diseñado específicamente, como su propio nombre indica, para dar rienda suelta a nuestra creatividad.

Con el acceso a todos los bloques que necesitemos y en la cantidad que nos apetezca, este es uno de esos modos de juego de Minecraft perfectos para una tarde de lluvia en la que no nos apetece pensar demasiado. Además, cuenta con la particularidad de que nuestro personajilllo puede volar por el mapa, una opción que no existe en los modos de juego mencionados anteriormente y que aporta un plus más de libertad que gusta bastante.

Modo Extremo

Si crees que eres todo un maestro en Minecraft, nada como demostrártelo a ti mismo intentando alcanzar el éxito en el modo extremo. Al igual que el modo aventura no estaba en el lanzamiento oficial del juego, sino que se incorporó más tarde. Y, al igual que él, tiene muchísimas semejanzas con el modo supervivencia, solo que es este más bien el que debería llamarse así. ¿Que por qué? Atentos, que os contamos las diferencias entre un modo y otro.

Mientras que en el modo supervivencia, si mueres, reapareces y continúas con tu aventura, en el modo extremo esto no ocurre. Si mueres, tu mundo se borra y debes empezar desde cero. Y eso no es todo: se pierde más vida con cada golpe y los enemigos son más duros. ¿Pensabas que Minecraft estaba enfocado a los más pequeños de la casa? ¡Atrévete con esto si te atreves!

Modo Espectador

El último de los modos de juego en Minecraft, el modo espectador, es una suerte de Twitch interno. Es decir, gracias a él podemos limitarnos a observar la partida, a ser meros espectadores de todo lo que ocurre en ella. Es una grandísima manera de observar lo que hacen otros y poder así aprender de aquellos a los que el juego se les da mejor que nosotros.

Es el otro modo de juego de Minecraft en el que podemos volar para ir de un sitio a otro sin ningún tipo de problema. Eso sí, como espectadores no podremos interactuar con bloque alguno, ni con los propios gamers, que lo único que verán de nosotros serán nuestros rostros.

Curiosamente, la única forma de acceder al modo espectador en Minecraft es a través de la consola de comandos del juego, así que no todos los jugadores saben lo accesible que es y lo útil que resulta.

Y ahora que conocemos todos los modos de juego en Minecraft… ¿con cuáles os quedáis? ¡La verdad es que elegir únicamente uno no resulta nada sencillo!