Bloqueo regional

El bloqueo regional es una práctica que inició Nintendo y en la actualidad es seguida por casi todos los desarrolladores. Básicamente, nos impide utilizar un videojuego en una región diferente, para así evitar contenido que puede ser sensible para algunas culturas. Y sobre todo, impedir que los usuarios compren los videojuegos en mercados donde son más baratos.