Con la llegada al mercado digital del Mass Effect: Legendary Edition del que os hablamos hace un tiempo, hemos pensado que es un buen momento para hacer algo que todo gamer agradece cuando va a enfrentarse a un título tan vasto como este. Así es, vamos a hablaros de las principales razas del universo Mass Effect. ¿Y eso por qué? Pues porque si ya nos resultó algo complicado en su día, cuando fuimos descubrirlas poco a poco con cada nueva aventura, haciéndolo de golpe puede suponer un auténtico galimatías.

Esto no solo saciará vuestra curiosidad, sino que además hará que tengáis cierta ventaja a la hora de enfrentaros a unas u otras. Añadid esta guía a vuestro favoritos y así podréis recurrir a ella cada vez que lo necesitéis. ¡Nunca se sabe cuándo va a hacer falta un repaso rápido!

Humanos

Empezamos por lo más obvio, los personajes más parecidos a nosotros. Y es que, entre tanta criatura extraña, hacía falta una referencia que nos ubicase un poco. Los humanos han sido los últimos en llegar, pero son los que más rápido avanzan y se expanden de entre las razas de Mass Effects, lo que genera cierto resquemor entre el resto.


Los primeros humanos en tomar contacto con una civilización extraterrestre lo consiguieron en el año 2157, casi una década después de empezar la colonización de otras galaxias. Fue con los turianos, y dicho choque dio lugar incluso a una guerra. Actualmente, los humanos están en la Ciudadela. El (o la) comandante Sephard, uno de los principales protagonistas del juego, es humano.

Elcor

Los Elcor parecen una enorme masa de carne, pero la cosa tiene su explicación. Provienen de un planeta en el que la fuerza de la gravedad es enorme, por lo que la evolución los ha hecho fuertes y le ha dado una complexión que les permita apoyarse cómodamente sobre sus cuatro extremidades.

Custom Yoigo

Provienen de la galaxia Nebula Sileana, en el sistema Phontes, y conviven en la Ciudadela con los humanos y algunas razas de Mass Effect más que veremos a continuación. Son lentos, pero no querrás que uno de ellos con mala uva te cace desprevenido.

Salarianos

Como buenos anfibios, se mueven rapidísimo y son realmente ágiles, aunque como buenos extraterrestres presentan una gran particularidad: son de sangre caliente. Ellos fueron la segunda raza de Mass Effect en poblar la Ciudadela, ubicación que comparten con humanos, elcor y algún que otro grupo más. ¡Como veréis a lo largo de hoy, el currazo de los guionistas a la hora de crear razas de Mass Effect no se quedó nada corto!

A pesar de su naturaleza son personajes antropomórficos y tremendamente inteligentes. De hecho, quizás demasiado. Ya existían 50.000 años antes de coincidir con los humanos, pero su evolución fue bastante más lenta que la nuestra.

Asari

Son, tras los proteanos, una de las razas de Mass Effect más respetadas. Curiosamente, todos sus miembros son femeninos, y no resulta menos curioso que todos ellos puedan vivir el equivalente a la friolera de 1.500 años humanos. Al igual que los Salarianos, tienen forma antropomórfica. Y al igual que ellos fueron de los primeros en llegar a poblar la Ciudadela.

Para que nos entendamos: son la base de la sociedad galáctica actual, y lo son porque saben controlar los tiempos y las relaciones como nadie.

Volus

Los de los volus es una relación mutualista en toda regla. Ellos cedieron hace siglos su buen hacer en el arte del comercio a los turianos, y estos últimos, a cambio, les protegen de cualquier amenaza. Habitan en la Ciudadela y, aunque no son para nada ágiles, su tradición como comerciantes les ha convertido en el centro económico de la misma.

Eso sí, a pesar de ser de los primeros en enviar una embajada al centro urbano más potente del universo, nunca se les ha invitado a formar parte del consejo de la urbe. Los volus procuran no hacerlo notar, pero lo llevan clavado desde tiempos inmemoriales.

Hanar

Los hanar son de las pocas criaturas de la Ciudadela que no caminan sobre dos patas. Describirlos es muy sencillo, pero para que os hagáis una idea, son bastante similares a nuestras medusas, solo que fuera del medio marino. Bueno, puntualicemos: su hábitat natural sí es el agua, pero tienen la habilidad de adaptarse al aire.

Eso sí, les cuesta muchísimo soportar su propio peso, por lo que necesitan de tecnología específica para moverse. Esto no es de extrañar porque su planeta, Kahje, está cubierto por agua prácticamente en toda su totalidad.

Turianos

La primera raza de Mass Effect con la que tuvieron relación los humanos y, cómo no, también la primera contra la que guerrearon. Los turianos son honorables hasta decir basta. Son fuertes, pero sobre todo son disciplinados, y la unión de estas dos fortalezas es realmente temible para sus enemigos. Más o menos igual de temible que su aspecto, por cierto.

Ellos sí pertenecen al consejo de la Ciudadela, y de hecho son miembros eminentes de su sociedad. Garrus Vakarian o Saren Arterius son algunos de los turianos más destacables del juego, ¡interactuaréis bastante con estas criaturas!

Cuidadores

Los cuidadores fueron la raza a la que las Asari se encontraron cuando llegaron a la Ciudadela, y gracias a ellos pudieron adaptarse a la vida allí a las mil maravillas. Se trata de una especie autóctona de dicha ubicación, solo se encuentran allí, y su principal labor es que todo funcione como debe.

Se trata de insectos gigantes de lo más habilidosos con sus extremidades. Sorprendentemente, aunque a lo largo del juego interactuamos con muchas y muy distintas razas de Mass Effect, resulta complicado indagar sobre los cuidadores porque no suelen tener ningún tipo de relación con sujetos distintos a su especie.

Drell

Los drell son un desastre como raza. Crecieron demasiado rápido y se mataron entre ellos, lo que hizo que la mayoría se quedasen atrapados en su planeta, Rakhana. Los que tuvieron algo más de cabeza consiguieron emigrar a Krahje, mundo de los hanar, donde viven como ciudadanos de segunda a ojos de estas medusas gigantes.

También frecuentan la Ciudadela, aunque al igual que los volus no forman parte del consejo de la ciudad. Son reptiles antropomórficos, ¡y su piel amarilla resulta de lo más llamativa!

Leviatanes

Los leviatanes o leviathan son una especie acuática con la capacidad de vivir cientos de miles de años. Habitan los océanos de la Tierra, tienen un tamaño absolutamente colosal y, hasta la llegada de los segadores, eran los auténticos dominadores de la galaxia.

Sin embargo, la aparición de estos últimos les obligó a esconderse.

¿Para salvar la vida? No se sabe muy bien si por eso o si están agazapados para asestar el golpe definitivo en cuanto tengan ocasión. Por falta de tiempo, desde luego, no será. Por cierto, son unos maestros de la telepatía, consiguiendo con ello un efecto muy parecido al de los jedi en Star Wars.

Geth

Los geth son lo que muchas películas futuristas ya nos han sugerido antes: una raza de Mass Effect que comenzó siendo artificial, tecnológica, y que terminó rebelándose contra sus creadores, en esta caso los quarianos. Se trata de robots humanoides que fueron concebidos para desarrollar trabajos duros y que terminaron hartándose de ser utilizados.

Esto provocó una gran guerra entre geth y quarianos que terminó con los segundos prácticamente exterminados y condenados a vagar por las galaxias. En otro orden de cosas, todos los geth están conectados entre sí gracias a un sistema ultra avanzado de algo que podríamos denominar como súper internet de las cosas.

Krogan

Los krogan son una de las razas más duras de Mass Effect. Son reptiles bípedos con un humor de perros, y son tan guerreros que llegaron a provocar la práctica destrucción de su planeta natal, Tuchanka. Apenas tienen recursos, es parcialmente radiactivo y está lleno de depredadores, por lo que los krogan han tenido que sobrevivir a base de su saber hacer en el arte de la guerra.

Hubo un tiempo en el que fueron muchísimos y esa era su principal fortaleza. Sin embargo, ahora se han visto reducidas a algunas tribus y clanes que intentan prosperar cueste lo que cueste.

Alienígenas Virtuales

Estos seres son aún más extraños que los cuidadores. Se trata de una de las razas de Mass Effect más avanzadas. Tanto que, muchos años antes de la llegada de los humanos a la Ciudadela, decidieron descargar sus mentes en un mundo virtual y vivir allí hasta nuevo aviso.

Tan solo unas décadas después de la colonización espacial de la raza humana, estos alienígenas virtuales contactaron con el Consejos de la Ciudadela en busca de ayuda con la que garantizarse energía con la que poder seguir manteniendo en pie su mundo digital.

Batarianos

Los batarianos son unos de los seres más malotes de la galaxia. Esto es lo que les ha terminado convirtiendo en piratas y traficantes, aunque para ser justos se trata tan solo de una pequeña parte de la población de dicha raza. El problema es que los demás no salen mucho de su mundo, Khar’shan, por lo que al final tienen todos esa misma fama.

No se llevan nada bien con los humanos, ni con nada proveniente de la Ciudadela, a decir verdad. Su rostro, por cierto, es bastante peculiar debido a que cuentan con cuatro ojos.

Yahg

Si raro era que los batarianos tuviesen cuatro ojos, lo de los yahg, con ocho, ya es de campeonato. Son depredadores natos, su aspecto no podría resultar más desagradable y, además, son bastante inteligentes. Vamos, que lo tienen todo para ser unos de los seres más temibles de la galaxia con permiso de los segadores.

No aparecen mucho en Mass Effect, pero cada que se habla de ellos se deja muy claro que es mejor no cruzárselos, ¡por lo que pueda pasar! De hecho, ni siquiera los segadores, que recordemos que tienen asustados a los leviathan, deciden cosecharlos.

Quarianos

Tal y como hemos contado un poco más arriba en este mismo post, los quarianos fueron masacrados por los geth cuando estos se hartaron de ser sus esclavos mecánicos. Así, pasaron de ser una especie de las más poderosas a convertirse en una población nómada en lucha constante por su supervivencia.

Exiliados de Rannoch, deambulan por la galaxia en una naves espaciales que, a pesar de parecer rudimentarias, son de lo mejorcito que existe. No en vano, la creación de los geth demuestra que son unos ingenieros fetén, ¡sus artilugios están de lo más cotizados!

Segadores

Técnicamente no existen, pero todo el mundo sabe que están… y que son temibles. Estas máquinas ultra avanzadas han enviado a los leviatanes al fondo de sus mares y se rumorea que fueron las responsables de la extinción de los proteanos. Para los geth son auténticas divinidades.

El pensamiento más extendido es que son híbridos con ADN orgánico y tecnología. Es decir, que tienen conciencia propia y que, cada cierto lapso de tiempo, despiertan de su letargo para acabar con cualquier atisbo de vida avanzada de la galaxia.

Recolectores

Otras de las razas de Mass Effect que son más raras que un perro verde. No se sabe mucha cosa sobre ellos más que son grandes insectos con forma antropomórfica y que comercian con una tecnología bastante llamativa.

Eso sí, más que por la tecnología en sí, que no está nada mal, los recolectores con famosos en toda la galaxia por lo que suelen pedir a cambio de cualquiera de sus piezas. Por lo general, seres vivos de diversas razas y con ciertas características muy peculiares. ¿Y para qué los quieren? ¡Eso tendréis que descubrirlo por vosotros mismos!

Vorcha

Los vorcha son una especie sanguinaria que, aunque no suelen superar los 20 años de vida, lo cierto es que los aprovechan muy bien. Suelen ser entrenados por los krogan (ya se sabe, Dios los cría…) y no hay especie en la galaxia que guste de permanecer cerca de uno de ellos.

Estos seres insectoides habitan en los lugares más siniestros e inhóspitos de la galaxia y, la verdad, no son precisamente agradables de ver. Sobre todo si, como en muchas ocasiones, va a ser lo último que veas en tu vida. ¡De las razas de Mass Effect con las que hay que andarse con más cuidado!

Raloi

Se sabe muy poco de los raloi más allá de que surgieron en Mass Effect 2 y tienen aspecto de grandes aves humanoides. Con la primera raza con la que entraron en contacto fue con la Asari, aunque en sus primeros intercambios con otros seres contrajeron una enfermedad que hizo que, a partir de ese momento, tuviesen que vestir trajes especiales para no contagiar ni contagiarse.

Vamos, que las razas de Mass Effect no están libres de enfermedades como el coronavirus de Wuhan, ¡quién nos iba a decir hace años que la forma de actuar de los raloi  no sería nada extraña en 2021!

Rachni

Y de pájaros gigantes a una especie de gambas/cucarachas verdaderamente temibles: los rachni. Aunque se supone que están extinguidos, hubo un tiempo en el que todas las especies de la galaxia estuvieron amenazados por ellos.

De hecho, si no llega a ser por los krogan, acostumbrados al ambiente más hostil que se pueda imaginar, habrían acabado con la vida del resto de las razas de Mass Effect. Por fortuna, estos pudieron entrar en las guaridas de las reinas rochni que manejaban a su antojo a sus congéneres y acabar con ellas. Aún así, la única forma de detener al resto fue erradicando a la especie por completo.

Thoi’han

Al igual que los rachni y todas las razas de Mass Effect que os presentaremos hasta el final del port, los Thoi’han son una raza histórica y, por lo tanto, ya extinta. Eso sí, al contrario que con otras, la información que se tiene es más bien escasa.

Se sabe que hace más de 125.000 años estuvieron en guerra con otra de las especies que comentaremos a continuación, los innusanon, y se sabe porque existen restos de las dos flotas estelares vagando por la órbita de Eingana, el planeta jardín que ambas querían controlar. El resto es totalmente desconocido.

Inusannon

La otra cara de la moneda de los Thoi’han, solo que de los innusanon sabemos aún menos. Eso sí, a lo largo de la trilogía de Mass Effect sí que podremos ver alguna imagen de una raza que, a pesar de tener sus sujetos forma humanoide, más bien parecían espectros fantasmagóricos.

Debieron ser realmente temibles, sobre todo en el cara a cara, aunque lo único que nos queda son los restos de una batalla que ni siquiera sabemos quién terminó ganando.

Proteanos

Hubo un tiempo en el que los proteanos dominaron la galaxia, un tiempo en el que las cosas iban bastante mejor. Estos seres, que al igual que los batarianos tienen cuatro ojos en sus rostros, son antropomórficos, pero el aspecto de su rostro se asemeja muchísimo al de una cobra, o incluso al de un dragón.

¿Y por qué lo sabemos si la raza está extinta? Pues por Javik, el único superviviente de la misma. Resulta que, tras ser preservado durante 50.000 años, este proteano ha vuelto a la vida para vengarse de los segadores que acabaron con toda su especie. Ahora bien, si los segadores vuelven a la vida cada 50.000 años para exterminar a todo ser viviente… ¡ya os imagináis lo que toca!

Densorin

Los densorin vivieron en la época de los proteanos, y aunque eran bastante inteligentes… se marcaron un pájaro dodo justo antes de su extinción. Para evitar que los segadores acabasen con sus vidas, decidieron sacrificar a sus hijos para ellos. ¿Y qué consiguieron con eso? Pues que los terribles segadores tuviesen que esforzarse aún menos para exterminarlos por completo.

 

Además de todas estas razas de Mass Effect históricas existieron algunas más, pero de estas tenemos aún menos información. Eso sí, es bueno que sepáis de su existencia porque se las menciona en algún punto de la trama:

  • Zeioph
  • Oravores
  • Zha’til
  • Arthenn

¡Y hasta aquí llegó nuestro repaso por las distintas especies de unos videojuegos que marcaron una época y que vuelven a nuestras consolas para hacer las delicias de los más exigentes! Seguro que habiendo leído algo sobre las distintas razas asimiláis muchísimo mejor algunos puntos de la historia, ¡esperamos haberos sido de ayuda, jugadores!