Pensábamos, como casi todos, que nada ni nadie podría torpedear a Youtube como plataforma de vídeo predilecta a nivel mundial. Y qué equivocados estábamos. No contábamos con el dinero de Jeff Bezos, ni con una pandemia de coronavirus que hizo que el consumo del formato audiovisual aumentase hasta límites insospechados. No contábamos, en definitiva, con la explosión de Twitch, ni con que a día de hoy estaríamos buscando cómo ganar dinero en Twitch. En efecto, dinero contante y sonante gracias a nuestras emisiones en directo, ¿o si no por qué creéis que Ibai Llanos ha decidido no renovar su contrato con G2?

Igual pensáis que ha sido por ideales, cosa que podría no estar equivocada del todo. Pero sobre todo lo ha hecho porque sabe que puede ganar mucho más dinerito gracias a su actividad y la de los suyos en Twitch. Ahora bien, ¿resulta sencillo monetizar en Twitch? Lo cierto es que, antes de recoger lo sembrado, tenemos que poder sembrar siquiera. Es decir, hay que cumplir con ciertos requisitos. ¿Es uno de ellos ser gamer sí o sí? Pues no, de eso nada, ¡no hay más que ver el flow de ortoPilot.

Hoy vamos a aprender todo lo necesario para saber cómo monetizar Twitch, pero también entraremos en detalles como cuánto paga la plataforma, cuándo lo hace o qué sistema utiliza. Nada de esto garantiza que vayamos a ser capaces de sacar rentabilidad a nuestra estancia allí, no os vengáis arriba. Pero sí que, si tenemos una buena idea y sabemos llevarla a cabo, no nos dejaremos ni un solo céntimo por el camino. Al final, todo en esto del mundo online consiste en ponerse manos a la obra, así que vamos con ello, ¡el resto lo hacen el trabajo duro y la simpatía a partes iguales!


Bits

Es posible que, si habéis llegado hasta aquí, ya os suene de algo el concepto de bits. ¿Qué son, cuánto valen y cómo se compran los bits? Empezamos nuestra guía sobre cómo ganar dinero en Twitch aclarando conceptos sobre la base sobre la que se sustenta todo. Coged papel y bol, ¡que a partir de aquí la cosa se pone interesante!

Qué son los bits

Los bits son la moneda virtual que se utiliza en Twitch para llevar a cabo determinadas acciones, como el hecho de interactuar con los distintos streamers. Son, por decirlo de algún modo, la forma de convertirnos en algo más que espectadores, de que las personas que emiten en directo nos pongan nombre y nos respondan. Cada interacción en el chat de nuestro streamer favorito nos cuesta bits, que a su vez nos cuestan dinero. La cuantía de cada interacción es ciertamente irrisoria para nuestros bolsillos siempre y cuando no se nos vaya la pinza, pero no está nada mal para los streamers más potentes.

Custom Yoigo

Un buen ejemplo de ello fue la emisión de The Gregf que batió todos los récords de la plataforma alcanzando los 2,4 millones de espectadores. ¿Os imagináis que todos ellos hablasen unas cuantas veces en el chat? Si tenemos en cuenta que el emisor del vídeo se embolsa 1 céntimo por cada una de ellas, no nos queremos ni imaginar el sueldecito que debió sacarse el amigo en un rato. Y todo para presentar una skin de Fortnite con su nombre, ¡que tampoco es que estuviese haciendo nada del otro mundo!

¿Y qué les dan derecho a hacer a los usuarios los bits de Twitch? Para empezar, gracias a ellos pueden enviarnos Cheers, o lo que es lo mismo, mensajes de apoyo a sus creadores de contenido favoritos acompañados del centimito de rigor, que siempre es de agradecer. Pero la cosa no se queda ahí. Además pueden enviar Cheermotes, versiones animadas de los clásicos emoticonos de toda la vida. Y, si son socios de Twitch, incluso Cheermotes personalizados. Como veis, por falta de opciones no será, aunque les conviene saber qué puede llegar a costarles cada movimiento que hagan, ¡que luego vienen las sorpresas!

Cuánto valen los bits de Twitch

Podría parecer que el ‘derecho’ a hablar con nuestras personas favoritas en el mundo sería carísimo, ¿verdad? No nos imaginamos hablando en vivo con Vanesa Martín o Alejandro Sanz sin aflojar bastante pasta, ¿a que no? Por suerte para los espectadores, los streamers de Twitch aún no llenan decenas de estadios al año (de momento), y poder dirigirse a ellos les sale bastante más baratito. Pero vayamos a lo que nos interesa, que es cuánto podemos percibir nosotros por cada interacción que decida enviarnos nuestro público, ¿os parece?

Los bits de Twitch se venden en paquetes de 100 unidades, y vienen a costar en torno a 1,53€. ¿Y cuánto es un bit de Twitch para un streamer? Alrededor de un céntimo por cada bit. Eso sí, lo normal es comprar paquetes más grandes, aunque para ello tan solo hay que multiplicar dicha cantidad por cuantos bits queramos. ¿Que por cuánto le sale a un usuario, por ejemplo, comprar 500 bits? Aquí os dejamos una tabla que va desde los 100 hasta los 1.000 bits, ¡a partir de ahí, lo único que hay que hacer es ir sumando cantidades!

100 bits 1,53€
200 bits 3,06€
300 bits 4,59€
400 bits 6,12€
500 bits 7,65€
600 bits 9,18€
700 bits 10,71€
800 bits 12,24€
900 bits 13,77€
1.000 bits 15,30€

Como veis, por poco más de 15 euros se puede interactuar hasta en mil ocasiones en los chats de Twitch. Y a partir de los 1.500, además, hay descuentos.. Por cierto, que si no os salen las cuentas es porque la plataforma también se lleva su parte. En este caso, en torno a 50 céntimos por cada paquete de 100 bits. ¡No se lo han montado nada mal!

Comprar Bits en Twitch, ¿cómo se adquieren?

Hacerse con un paquete de bits no resulta nada complicado, y si no que se lo digan al chiquillo que donó, sin saberlo, cerca de 4.000 euros a su streamer favorito. Basta con hacer una compra a través de Amazon Pay o vía PayPal. Por supuesto, cuanto más donemos mayor será el reclamo que le aparezca a nuestro creador de cabecera en su chat, ¡y más posibilidades tendremos de que nos dé las gracias!

Y como streamers… ¿qué debemos hacer cuando nos aparece uno de estos Cheermotes en pantalla? Pues dar las gracias, por descontado, ya que la persona que nos lo ha enviado también podría no haberlo hecho y haber seguido viendo nuestro directo del mismo modo, ¡es de bien nacidos el ser agradecidos!

Afiliados

Una vez comprendido cómo funcionan los bits, cuánto vale un bit de Twitch, para qué se utilizan y cómo se hace el reparto, toca hablar de los distintos programas a nuestra disposición. El primero que nos encontramos es el programa de afiliados, y es el que presenta unos requisitos más sencillos a la hora de acceder. Por desgracia, el primer escollo que nos encontramos es que, para poder entrar a formar parte de él, debemos haber emitido al menos durante un mes, y ahora entenderéis el porqué.

Para pertenecer al programa de afiliados debemos cumplir cuatro requisitos muy concretos:

  • Lo primero y principal es haber alcanzado los 50 seguidores en Twitch.

¿Por qué? Pues porque a la plataforma le interesa que movamos a mucha gente. Básicamente, es como si quisiésemos ser relaciones públicas de una discoteca y no tuviésemos donde gentes, ¡no sería el mejor comienzo! Si la cosa se nos da bien, podemos entrar a formar parte de dicho programa en tan solo 30 días, pero para eso debemos cumplir estos otros tres requisitos:

  • Haber transmitido al menos 500 minutos en total en un espacio de 30 días.
  • En ese mismo periodo de tiempo, haber emitido al menos en 7 días diferentes.
  • Haber mantenido una media de al menos 3 espectadores en cada emisión.

Una vez hayamos cumplido todo esto dentro de  un mismo mes, recibiremos una invitación para pertenecer al programa de afiliados de Twitch. ¿Qué significa esto? Que, más allá de las donaciones de bits, habremos dado un primer paso hacia la monetización en Twitch. Hacia la de verdad. Si nuestro sueño es llegar a vivir de esto, no queda otra que conocer los requisitos para monetizar Twitch, así que… ¿qué os parece si seguimos viendo los distintos modelos?

¿Cómo ganar dinero en Twitch con suscriptores y publicidad?

Una vez pertenezcamos al programa de afiliados, Twitch nos permitirá gestionar varias formas de ingresos además de las donaciones de bits. Hablamos de las suscripciones, que les cuestan 5€ a nuestros espectadores, y la publicidad. En este último caso, podemos gestionar desde el panel de control tanto la frecuencia como la duración de la misma. Ojo con esto, que si es demasiado habitual, lo más probable es que nuestra audiencia se termina hartando de nosotros y nos mande a pastar. Si se han conectado para vernos jugar a su MOBA favorito, quieren ver la partida, no vídeos publicitarios cada 3 minutos.

En el caso de las inserciones publicitarias, el streamer se lleva una parte de lo que Twitch ingresa por las mismas. Sin duda alguna, el éxito de la plataforma reside en el reparto de beneficios con los que realmente le aportan valor. ¿Cuánto paga Twitch? En este caso el reparto suele ir en función de la importancia que tenga nuestro perfil en la red, así que puede llegar a resultar bastante beneficioso para nosotros. Si no, a ver, ¿de qué creéis que iba a irse Ibai de G2 Esports? ¡Pues eso!

Partners

El programa de partners de Twitch, o de socios, es el siguiente paso en nuestra evolución como creadores en la plataforma. Es una opción bastante más premium que el programa de afiliados y, por lo tanto, nos da más ventajas aún que el mismo. Por ejemplo, de personalización:

    • Emblemas de chat personalizados
    • Emoticonos personalizados
    • Prefijo de emoticonos personalizado
    • Emblemas de Bit y Cheermotes personalizados
    • Emblema de usuario verificado

Y la cosa no queda ahí porque, como partners, contaremos con otra serie de ventajas que nos facilitarán bastante la vida:

  • Suscripción vitalicia a tu canal gratis para nuestro chatbot
  • Hasta 3 suscripciones vitalicias y gratis a nuestro canal adicionales (en función de nuestro tráfico)
  • Mayor tiempo de permanencia de nuestros vídeos bajo demanda (VoD): pasan de 14 días a 60, ¡dos meses para que nuestra audiencia pueda ver lo que quiera en la nube!
  • Posibilidad de hacer un ‘falso directo’. En el caso de estar emitiendo una partida, por ejemplo, de LoL, podemos hacer que la emisión vaya con 15 minutos de retardo. Así nos garantizaremos que esta sea limpia, que no haya ningún tipo de trampa.

¿Y cómo podemos acceder al programa de socios de Twitch? La plataforma valora la constancia y el trabajo duro, ¡así que atentos a los requisitos para hacernos socios!

  • Debemos transmitir 25 horas
  • Además, esas transmisiones deberán estar repartidas al menos entre 12 días diferentes
  • La media de espectadores, y este es el detalle más complicado de conseguir, debe ser de al menos 75 espectadores, ¡ya empezamos a hablar de otro tipo de retos!

Por supuesto, estos requisitos deben cumplirse dentro de un mismo periodo de tiempo de 30 días, si no… vuelta a empezar. Cuesta conseguirlo, no os lo negaremos, pero merece la pena intentarlo, ¿quién dice que no seremos el próximo bombazo?

Donaciones

De esto ya hemos hablado un poco más arriba, pero hemos pensado que merece la pena dedicarle un pequeño apartado desde el punto de vista del streamer. A la hora de stremear, es necesario ser conscientes de que el público no tiene por qué donarnos ni un mísero bit. Si lo hace es porque les gustamos, y si les gustamos debemos procurar seguir haciéndolo. ¿Por qué? Pues por lo mismo que Próximo le dijo a Máximo en Gladiator: “Yo no era el mejor porque fuera ágil matando, era el mejor porque la gente me amaba. Gánatela, y ganarás tu libertad”.

En este caso, por suerte, no es la libertad lo que nos jugamos, pero sí llegar a fin de mes más o menos holgados, que tampoco es poca cosa. Por eso, cuando preparéis vuestro contenido, pensad en que es a la gente a la que tenéis que ganaros. Hay que ofrecer entretenimiento de calidad, y también hay que ser modestos y agradecidos. Al final, la gente que nos dona bits de Twitch no sabe cómo ganar dinero en Twitch, solo como gastarlo, y se lo gastan en nosotros porque les da la gana.

Nunca, nunca hay que echarle en cara a la gente que no esté donando, ahí estaremos perdidos. Lo que sí podemos hacer es ofrecer incentivos:

  • Jugar partidas con los que más donen
  • Enviar mensajes personalizados
  • Conectaros a unas horas en concreto porque los que más donan así os lo solicitan

Podéis ser todo lo creativos que queráis. Al final esto no deja de ser un negocio que hay que intentar exprimir al máximo, sí, pero con cabeza. La situación apunta a que esta forma de ingresos será duradera, ¡así que nos conviene extenderla en el tiempo!

Venta de videojuegos

No es que vayamos a rascar muchísimo por esta vía, pero a final de mes… ¡todo suma! Por eso, si estamos streameando una partida de un juego que está a la venta en Twitch, la plataforma pondrá una llamada de atención con la que nuestra audiencia podrá interactuar. Si alguien adquiere el título yendo desde nuestro canal, nos llevaremos un 5% de la venta como prescriptores. Al igual que ocurre con los bits, no es una gran cantidad si solo obtenemos uno, pero si la cosa se anima… ¡puede resultar bastante interesante!

Merchandising

Esto es tan viejo como el fuego. ¿Sabéis las clásicas mesas o barras con merchandising que se ponen a la entrada de los conciertos? Nos venden trabajos discográficos, camisetas, tazas, pins, llaveros, gorras… en fin, todo lo que se les ocurra. Pues bien, esto mismo podemos hacerlo nosotros si nuestra comunidad va creciendo y la vemos receptiva a hacerse con nuestros productos. Lo único que tendremos que hacer es encontrar un proveedor dispuesto a fabricar dicho merchandising, ¡y si además nos ofrece las tareas de diseño gráfico y de tienda online, mejor que mejor!

Cierto, si utilizamos su tienda tendremos que darle una parte de los beneficios, pero al principio siempre es mejor esto que gastarnos lo que cuesta montar una por nuestra cuenta. Podemos utilizar nuestro rostro, hacer algún tipo de meme o plasmar nuestras mejores frases. Eso sí, ojito con venirnos arriba, que si no conseguimos colocarlo todo… tendremos pérdidas a porrillo.

Lo bueno es que no hay ningún tipo de problema en que hagamos publicidad de esto a través de nuestro canal de Twitch. De hecho, podemos utilizar nuestro merchandising incluso como atuendo para stremear. Ahora bien, mucho cuidado con esto también, porque si el público nos percibe como una persona-anuncio… lo más probable es que termine dándonos la espalda. Lo mejor es marcarse ‘un Santiago Segura’ al mes, o como mucho cada vez que lancemos un nuevo producto al mercado. Por supuesto, en este caso las redes sociales serán nuestras mayores aliadas, ¡utilizadlas sin ningún tipo de problema!

Cierto, en este caso entran en juego factores externos a la plataforma, pero no deja de ser una forma de cómo ganar dinero en Twitch.

Sponsors

Al igual que ocurre con la venta de merchandising, los contratos con sponsors (patrocinadores) se escapan un poco de Twitch como tal. Al final, son acuerdos a los que llega un streamer con una marca determinada, o con un grupo con varias de ellas. ¿Sponsors en una actividad como el streaming? Que se lo digan a G2 Esports, que acaba de firmar un contrato con Adidas. Eso sí, los incluimos aquí porque, al fin y al cabo, sí que son ingresos derivados de la actividad en Twitch.

Una muestra de ello fueron las campanadas retransmitidas por Ibai. En ellas, por ejemplo, aparecía una bolsa de Doritos en el centro del plano, ¡y esa no era la única marca visible durante dicha transmisión! Por suerte, que sepamos, Twitch no se mete en esas cosas… de momento. Los equipos de fútbol tampoco lo hacían hasta que un buen día el señor Florentino Pérez decidió que sí. Por eso, si estáis pensando en iniciaros en el mundo de las transmisiones online en directo a través de esta plataforma… ¡Aprovechad ahora que aún puede resultar inmensamente rentable durante un tiempo!

¿Cómo paga Twitch?

Ya conocemos múltiples opciones para monetizar Twitch y hemos respondido a la pregunta de cómo ganar dinero en Twitch, así que vayamos a lo importante. ¿Y esto qué es? Pues ni más ni menos que cómo y cuándo paga Twitch, ¡que al final es lo que más nos interesa!

A diferencia de Youtube, que suele tardar en torno a 10 días en pagar desde el fin de ciclo de facturación, Twitch tarda ente 2 y 5 días en hacerlo. Esto es de agradecer, desde luego, sobre todo en los inicios, cuando nos vamos muy bien de cash y necesitamos acceso al dinero cuanto antes. Además, podemos elegir entre que nos ingresen el dinero directamente en la cuenta bancaria o que nos lo hagan llegar vía PayPal. Sea como sea, recordad que estos ingresos hay que declararlos para pagar sus correspondientes impuestos y que Hacienda no nos complique la existencia.

La verdad, el hecho de que detrás de Twitch haya una empresa tan potente como Amazon nos da cierta seguridad a la hora de cobrar.

Y hasta aquí ha llegado nuestra guía sobre cómo ganar dinero en Twitch. Esperamos haberos aclarado las posibles dudas y que, si esto era lo único que os frenaba a la hora de lanzaros a stremear, os lancéis a hacerlo muy pronto. Elegid una temática recordando que no tiene por qué girar en torno a los videojuegos y empezad a crear vuestro propio canal. Recordad, nunca seréis nadie sin una comunidad detrás, así que cuidad a cada persona que entre a veros… ¡el resto llegará solo!